Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Pie de Charcot: Síntomas, Causas, Tratamiento
neuropatía

El pie de Charcot, es una enfermedad que ataca los huesos, las articulaciones y los tejidos blandos de los pies. Cuando comienza, es posible que no te des cuenta de que algo está mal.

Eventualmente, puede causar llagas dolorosas o cambiar la forma del pie. Pero si sabes qué buscar, el médico puede diagnosticar y tratar el problema antes de que cause mucho daño.

Los primeros síntomas incluyen:

  • Piel enrojecida
  • Piel caliente al tacto
  • Hinchazón

Puede ser difícil saber con seguridad si se tiene pie de Charcot, especialmente al principio. Las radiografías y las pruebas de laboratorio son estudios que se realizarán con frecuencia para comprobar el diagnóstico.

¿Qué causa el pie de Charcot?

El pie de Charcot afecta a las personas que no pueden sentir nada en sus pies y tobillos debido a un daño en los nervios. Ese es un problema común para las personas con diabetes. Sin embargo, otras cosas también pueden causar daño a los nervios, incluyendo:

  • Abuso de alcohol o drogas
  • Infección
  • Enfermedad o lesión de la médula espinal
  • Enfermedad de Parkinson
  • El VIH
  • Sífilis

No hay una causa específica para el pie de Charcot. Pero algunas cosas pueden desencadenarla:

  • Un esguince o hueso roto que no recibe tratamiento rápidamente
  • Una llaga en tu pie que no sana
  • Una infección
  • Cirugía del pie que sana lentamente

A medida que comienzan estos problemas, es posible que no sepas que tu pie está lastimado ya que el daño a los nervios impide sentir dolor. Así que la lesión o la llaga empeoran al caminar sobre ella. Entonces los huesos del pie comienzan a perder el calcio que los hace fuertes.

Si el médico no es un especialista en pies o no trata la diabetes con frecuencia, es posible que no sepa mucho sobre el pie de Charcot. Recuerda que si tienes problemas en los pies, trata de encontrar un médico que pueda darte un diagnóstico correcto.

Tratamiento pie de Charcot

Puede tomar varios meses tratar el pie de Charcot. La clave es aliviar el estrés en el pie lesionado. Algunas de los tratamientos para el pie de Charcot incluyen:

Mantente alejado de tu pie. Es muy probable que el médico ponga tu pie en un yeso para protegerlo y evitar que se mueva. En este tiempo usarás muletas o una silla de ruedas.

Prevenir nuevos problemas. Después de que el médico retire el yeso, usarás zapatos de prescripción que se ajusten correctamente a sus pies. Estos aliviarán los puntos de presión que pueden causar lesiones o llagas.

Reparación de huesos con cirugía. Solo se tomará esta ruta si las lesiones hacen que el pie se vuelva inestable o no pueda usar zapatos especiales.

Ya sea que haya tenido esta condición o quiera evitarlo, asegúrate de cuidar tus pies. Algunas recomendaciones incluyen:

  • Agendar chequeos regulares con un médico que trate los pies o los problemas del pie diabético.
  • Revisa tus pies cuidadosamente todos los días.
  • Busca hinchazón, enrojecimiento, puntos calientes o llagas.
  • Comprueba cualquier cambio entre los dedos de los pies.
  • Lávate los pies todos los días.
  • Siempre use calcetines y zapatos.

En Cilef Medical contamos con especialistas que se encargaran de mantener y cuidar tus pies. Una de nuestras premisas es cuidarte y educarte para preservar tu salud desde cualquier punto de vista.

Publicaciones Relacionadas

Blog

Más del 50 % de los pacientes con diabetes presentarán neuropatías

Blog

Consejos para alargar la vida de su prótesis articular

Blog

Las cinco etapas del proceso de adaptación ante una amputación
Abrir chat
Cotiza con Nosotros