Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Complicaciones diabéticas
prevención de amputación

Las personas con diabetes, por lo general son propensas a padecer diversos problemas en los pies. Por lo general son dos complicaciones diabéticas que terminan afectando en gran medida al paciente; daños neurológicos (neuropatía) y mala circulación de la sangre.

Ahora bien, qué es la neuropatía diabética; esta condición es un conjunto de trastornos nerviosos causados por la diabetes. Con el tiempo, los pacientes con diabetes pueden desarrollar daño de los nervios en todo el cuerpo.  

La neuropatía diabética ocasiona pérdida de sensibilidad en los pies, impidiéndole así sentir dolor o incomodidad al paciente. Por lo que es muy probable que no se detecte a tiempo una lesión o irritación. De igual modo, la mala circulación en los pies llega a reducir la capacidad de sanar, dificultando que incluso una pequeña cortada se pueda resistir a una infección.

Tener diabetes, sin duda aumenta el riesgo de presentar una amplia gama de problemas en los pies. Además, los pequeños problemas se pueden convertir en complicaciones diabéticas graves. Algunas de ellas en los pies y piernas relacionados con la diabetes incluyen:

Infecciones y úlceras que no sanan

Una úlcera es una llaga en la piel que puede llegar incluso hasta el hueso. Debido a la mala circulación en los pies, las cortadas o ampollas pueden convertirse fácilmente en úlceras que se infectan y no sanan. Esta es una complicación común y grave de la diabetes que puede conducir a la pérdida del pie e incluso de la pierna.

Callos y callosidades

Cuando se presenta la neuropatía, el paciente no puede darse cuenta si sus zapatos le están causando presión y produciendo callos. Los callos y las callosidades deben ser tratados de manera apropiada con un podólogo o de lo contrario pueden convertirse en úlceras.

Piel seca y cuarteada

La mala circulación y la neuropatía tienden a resecar la piel. Puede parecer un tanto inofensivo, pero la piel seca puede ocasionar grietas que posteriormente se pueden convertir en llagas.

Anomalías de las uñas

Las uñas encarnadas del pie, aquellas que crecen curvas enterrándose en la piel a los lados de la uña y las infecciones micóticas pueden pasar desapercibidas debido a la pérdida de sensibilidad.

Dedo del pie en martillo y juanetes

Los daños neurológicos que afectan los músculos pueden causar debilidad muscular y pérdida de tono en los pies. Esto ocasiona que el trastorno llamado “pie en martillo”; es decir, cuando el dedo gira hacia una posición similar a una garra, así como también los temidos juanetes. Si estas deformaciones no son tratadas, pueden causar úlceras.

Circulación sanguínea deficiente

En la diabetes, los vasos sanguíneos debajo de la rodilla a menudo se vuelven estrechos y restringen el flujo de sangre. De esta manera se impide que sanen las heridas causando la muerte del tejido.

La prevención de la amputación está relacionada con el cuidado y tratamiento que se esté realizando el paciente o que los familiares a su alrededor estén trabajando. Algunas de las cosas que se pueden hacer para reducir las complicaciones incluyen:

Revisa los pies diariamente y busca lo siguiente:

  • Problemas en la piel o las uñas
  • Cortadas
  • Raspones
  • Enrojecimiento
  • Secreciones
  • Hinchazón
  • Mal olor
  • Erupción cutánea
  • Decoloración
  • Cambios en las uñas

Recuerda que ante cualquier duda, un especialista en pies será el ideal para evaluar la situación y llevar a cabo alguna solución posible. Para esto se realizarán diversos exámenes para comprobar si se ha perdido algo de sensibilidad o de circulación.

Aun con el cuidado preventivo y tratamiento oportuno de algunas infecciones y complicaciones, existe la probabilidad en la que será necesaria la amputación para quitar el tejido infectado. En nuestra sede contamos con expertos que pueden ayudarte.

Publicaciones Relacionadas

Blog

Más del 50 % de los pacientes con diabetes presentarán neuropatías

Blog

Consejos para alargar la vida de su prótesis articular

Blog

Las cinco etapas del proceso de adaptación ante una amputación
Abrir chat
Cotiza con Nosotros