fbpx

Patologías y hábitos de higiene para el Pie Diabético

Ex miss silla de ruedas competirá tripulando un velero en Hong Kong
9 septiembre, 2019
La plantilla inteligente que protege el pie diabético
16 septiembre, 2019

Patologías y hábitos de higiene para el Pie Diabético

 El pie diabético, según el Consejo Internacional sobre Pie Diabético, es una infección, ulceración o destrucción de los tejidos profundos. Están relacionados con alteraciones neurológicas y distintos grados de enfermedad vascular periférica en las extremidades inferiores que afecta a pacientes con diabetes mellitus.

 

Patologías asociadas al pie diabético

Ulceraciones. Es importante prevenir las heridas y úlceras del pie ya que en los pacientes diabéticos pueden generar complicaciones.

Neuropatía. La neuropatía puede causar dolor y entumecimiento, así como provocar pérdida de sensibilidad en las zonas más externas de nuestro cuerpo como los pies o dedos.

Problemas vasculares. En la diabetes, los vasos sanguíneos de las extremidades inferiores, a menudo se vuelven estrechos y duros disminuyendo el flujo sanguíneo.

Ampollas y llagas. Las ampollas suelen tener forma redonda y contener líquido, así que con cualquier roce corren el riesgo de abrirse, quedando la piel desprotegida.

Cambios en la piel. La mala circulación puede resecar la piel debido a que los nervios que controlan la grasas y humedad de los pies no funcionan correctamente. La piel seca, termina pelándose o agrietándose pudiendo dar lugar a llagas.

Anomalías en las uñas. La uñas encarnadas en la piel y las infecciones micóticas pueden pasar desapercibidas debido a la pérdida de sensibilidad. Si no son tratadas, pueden llegar a producir infecciones.

Callos. Los callos en los pies se forman cuando se somete un punto de la piel a una presión continua.

 

 

7 hábitos de higiene para el pie diabético

 

  1.       Correcta higiene de pies. Lava los pies diariamente, utiliza zapatos transpirables y calcetines que mantengan tu piel en una correcta asepsia (sin gérmenes), como los calcetines MUVU para pie diabético.
  2.       Después del lavado de pies, secarlos bien. Después de lavarte los pues, deberás secarlos detenidamente con una toalla limpia e incluso si fuera necesario, utilizar una secador de pelo para llegar a las zonas más complicadas. Tras el secado, utiliza calcetines muy transpirables para tu día a día.
  3.       Evitar humedad excesiva. La combinación de un buen calzado y unos calcetines con transpirabilidad, contribuyen a mantener los pies alejados de la humedad.
  4.       Prevenir traumatismos. Evita posibles lesiones y golpes en los pies, ya que la falta de sensibilidad en los mismos, impide la detección a tiempo de las complicaciones asociadas.
  5.       Evitar las ampollas. El uso de calcetines sin costuras y con una buena adaptabilidad y ajuste, ayudan a prevenir la aparición de ampollas.
  6.       Mantener la piel desinfectada. La piel debe estar desinfectada y aséptica para evitar así posibles complicaciones.
  7.       Corta la uñas con regularidad. Un correcto corte de uñas evitará posible lesiones, heridas asociadas y hongos en los pies. Acude al podólogo en caso de detectar cualquier anomalía o dolor extraño.

Fuente: https://www.belibe.es/blog/pie-diabetico.html